foto1
Últimas novedades AGROPECUARIAS
foto1
GANADERÍA
foto1
ENTREVISTAS DE ACTUALIDAD
foto1
TODO SOBRE LA LECHERIA EN URUGUAY Y EL MUNDO
foto1
AGRICULTURA

 

 
 
 
 
 
 
 
Noticias de actualidad

Edición N° 42

Deltoid

Fanacom

Interagrovial

Shell

Distribución

Login

todocontenedoresbanner.jpg

ALTO RIESGO DE MICOTOXINAS

Dr. Jorge L. Wenzel

La situación climática que se ha dado este otoño nos permite advertir sobre el riesgo de que los alimentos para los animales contengan altas concentraciones de micotoxinas. Gran cantidad de los cereales y oleaginosas que se están cosechando estarán destinados al consumo animal. La extrema humedad y las temperaturas adecuadas han permitido el desarrollo de hongos productores de micotoxinas.
 
Impacto sobre la salud y la producción
 
Prácticamente todos los órganos y funciones 
pueden ser afectados dependiendo del tipo de micotoxina o la combinación de varias. Las pérdidas económicas pasan por la eliminación de alimentos contaminados, la reducción del rendimiento productivo, los costos de la atención clínica y el descarte de animales.
 
La producción se ve afectada por disminución de la leche, aumento de células somáticas y mastitis clínica y subclínica. En ganado de carne provocan disminución de la digestión y absorción de los nutrientes por daño hepático y gastroenteritis. La reproducción se ve afectada por muerte embrionaria, baja concepción, retención de placenta y metritis. El daño hepático y el esfuerzo de este órgano por detoxicar el organismo se traduce en problemas metabólicos, baja digestibilidad, diarreas y fotosensibilización, entre otros. El efecto inmunosupresor de muchas micotoxinas hace que se incrementen otros problemas sanitarios que a veces no se relacionan con ellas. 
Las Aflatoxinas tienen especial interés para la salud humana ya que es metabolizada por las vacas, transformándola en AflM1, que se elimina por la leche y tiene efectos carcinogénicos.
 
Estrategias de control
 
La estrategia para minimizar el riesgo debe incluir acciones tendientes a reducir la presencia de hongos en cultivos y alimentos conservados y a impedir la absorción de micotoxinas a nivel intestinal.
En la situación actual, ya no podemos reducir la producción, por lo que es importante extremar las medidas para minimizar su impacto. El primer paso es analizar los alimentos para determinar qué micotoxinas y en qué concentración están presentes. El segundo paso es incorporar a la ración sustancias que neutralicen el efecto dañino de los alimentos contaminados. La acción de estas sustancias se basa en la destrucción, la modificación o la adsorción de las micotoxinas.
Los rumiantes pueden detoxicar ciertos niveles de contaminación  ya que algunas especies de su flora ruminal tienen esa capacidad. Sin embargo esa capacidad está influenciada por desequilibrios en la dieta, el pH y por la alta ingesta diaria.
Los métodos utilizados para la destrucción o la bio-transformación de las micotoxinas suelen ser muy caros, poco prácticos, de eficiencia reducida y pueden reducir la disponibilidad de nutrientes para los animales. Es por ello que los métodos enfocados a la adsorción son los más utilizados y considerados como “de elección” por los principales centros de alimentación. Actúan secuestrando o captando las micotoxinas impidiendo su absorción intestinal y siendo eliminados con las heces.
 
Las sustancias con capacidad de adsorción son los aluminosilicatos, el carbón activado, algunos polímeros sintéticos y los glucomananos. Pero hay que tener en cuenta que no todos secuestran todas las micotoxinas y tienen además capacidad limitada. Su eficacia depende del tipo y concentración de la micotoxina,  de la inocuidad para los animales y de la interacción con micronutrientes de la dieta.
 
Besagem plus y Besagem active
 
Son aluminosilicatos seleccionados y procesados para ser utilizados en alimentos balanceados. Tienen capacidad de intercambio catiónico media (plus) a alta (active), tamaño de poros que no superan los 2,5 Å y baja capacidad de expansión (hinchamiento)
 
La sorción selectiva, permite secuestrar micotoxinas, sin afectar a otros elementos de la ración, como vitaminas, fármacos, y minerales
En el cuadro se observa la capacidad efectiva de adsorción de ambos compuestos para las principales micotoxinas:
 
Comentarios finales
 
La presencia de micotoxinas en los alimentos para animales domésticos se ha acrecentado en los últimos años debido a la intensificación de los métodos agrícolas y a la alta utilización de forrajes conservados y concentrados en la dieta. La situación actual indica que el riego es muy alto, no sólo para la presente zafra sino también en la próxima. Las micotoxinas presentes en los granos que no sean cosechados, permanecerán en el suelo y los próximos cultivos ya nacerán contaminados.  En este contexto, el agregado a las raciones de sustancias que adsorban las micotoxinas es de importancia relevante para disminuir los efectos indeseables. Dentro de los adsorbentes, los aluminosilicatos Besagem plus y Besagem Active se presentan como muy efectivos para el secuestro de de las micotoxinas más relevantes, principalmente las aflatoxinas.
 
Por consultas dirigirse al Dpto. Tecnico de Deribal S.A. 25052182 a los siguientes 
técnicos:
Dr. Vet. Jorge Wenzel,
Ing. Agr. Martin Aliaga, 
Dr. Eduardo Campos y 
Dr. Agustin Artegoytia
 
 

Larrique Rulemanes

Arconi

Krpan

Promodulos

Clientes

bromyros.jpg

Unicampo

Banner

farmip-grande.jpg

Fimix

Ing. Guillermo Kuster

Cr. Gusmán Ríos Sallaberry