foto1
Últimas novedades AGROPECUARIAS
foto1
GANADERÍA
foto1
ENTREVISTAS DE ACTUALIDAD
foto1
TODO SOBRE LA LECHERIA EN URUGUAY Y EL MUNDO
foto1
AGRICULTURA

 

 
 
 
 
 
 
 
Noticias de actualidad

Edición N° 40

Deltoid

Fanacom

Interagrovial

Shell

Distribución

Login

ancap_nuevo.jpg

Empresas

 

 Por: Cr. Gusmán Ríos Sallaberry

 

El Banco de Previsión Social (BPS), creado por la Constitución de 1967 en sustitución de la Dirección General de Seguridad Social, es el instituto de seguridad social estatal de Uruguay. Su cometido es coordinar los servicios estatales de previsión social y organizar la seguridad social. Es persona jurídica de derecho público y funciona como Ente Autónomo.
 
Realizamos algunos comentarios a nivel agregado, buscando ilustrar los cambios que se han dado en los últimos años en cuanto a las empresas inscriptas en BPS. Los datos comparados son de 2005, disminuidas las secuelas de la crisis 2002; con 2014, últimos datos disponibles.
 
Uruguay incorporó la definición de Mipyme el 20 de diciembre de 2007 mediante el Decreto Nº 504/007, adhiriendo a la doctrina internacional de calificar  a las empresas teniendo en cuenta el número de empleados y el monto de sus ventas. 
 
Micro Empresa, aquella con 1 a 4 ocupados con facturación hasta u$s 18.035 mensual. Pequeña empresa, con 5 a 19 ocupados con facturación mensual hasta u$s 90.177. Y medianas empresas con 20 a 99 ocupados con facturación mensual hasta u$s 676.329. (valores mensuales promedios actuales).
 
Personal ocupado son el personal empleado en la empresa, y sus titulares y/o socios por los que se realice efectivos aportes al BPS.
 
En base a esta categorización, a 2014 el Sector mipyme representa el 55.8% de las unidades económicas productivas del sector privado, las unipersonales el 43.6%, y el restante las grandes.
 
*”unipersonal” aquella sin dependientes y con único titular con actividad (diferente a la forma jurídica Unipersonal)
 
Entre 2005 y 2014 se observa el aumento en las empresas unipersonales, favorecido por la baja de los costos de apertura, e inclusión en el Fonasa, entre otros. 
 
En 2005, Uruguay conservaba una fuerte participación de las micro y pequeñas empresas, que en conjunto aportaban el 47.10% de las fuentes laborales. Para 2014, la tendencia global de incremento en medianas y principalmente grandes empresas reflejaba sus consecuencias, trasladándose los trabajadores a empresas de gran porte. 
 
Si observamos la distribución por Departamento, en 2005 el 38% de las empresas tenían domicilio constituido en Montevideo, siendo dicho porcentaje el 39% a 2014. 
 
En Tacuarembó radicaban 4.287 empresas inscriptas en BPS en 2005, incrementándose en un 20% para el 2014, alcanzando las 5.180. Dicho incremento a nivel país fue del 32%, siendo desigual en cada departamento. En casos, como Lavalleja el aumento fue casi nulo.
 
El aumento en la cantidad de empresas suele asociarse a crecimiento en la actividad económica. En nuestro caso, también como un reflejo de la inclusión en el régimen formal como consecuencia directa del control fiscal. (reestructura de DGI, disminución de actividad en “negro”).
 
Observando por actividad, la única que disminuyó el número de empresas fue la “Producción agropecuaria, forestación y pesca” (pese a que el PBI sectorial creció por encima del nacional). Por mencionar algunas de las causas, la aglomeración de tierras, el éxodo campo-ciudad, entre otras. 
El sector además atravesó por cambios internos, con creación de nuevas fuentes laborales en forestación y agricultura (“boom de los granos”), y disminución relativa de la actividad pecuaria. Lo que refleja el registro de BPS, es que en conjunto, hubo un descenso en el número de empresas y  puestos de trabajo.
Dichos cambios, redundaron en que casi 1 de cada 3 empleados que en 2005 trabajaban en el sector de “Producción agropecuaria, forestación y pesca”, a 2014 estaban empleados en otro sector. 
 
Observando un período de casi una década, se aprecia como la economía cambia cada vez a pasos mas apresurados. 
 
Los países desarrollados emplean políticas para conservar la fuerte participación de las Pymes en la económica. La teoría de  que sólo las grandes empresas operan como responsables del mercado laboral ha sido descartada en el hemisferio norte. 
 
Las pequeñas, tienen capacidad de adaptación a los cambios cada vez más frecuentes, son flexibles, e incluso sirven como tejido auxiliar a las grandes empresas (terciarización).
 
Hace unos días leía en un articulo una alusión a un  monarca francés que en el Siglo XIX observaba: “Lo que más me asombra de los Estados Unidos, no es tanto la maravillosa grandeza de algunas empresas, como la multitud de empresas pequeñas” A.deToc.
 

 

Larrique Rulemanes

Arconi

Krpan

Promodulos

Clientes

penedo.jpg

Unicampo

Banner

farmip-grande.jpg

Fimix

Ing. Guillermo Kuster

Cr. Gusmán Ríos Sallaberry