foto1
Últimas novedades AGROPECUARIAS
foto1
GANADERÍA
foto1
ENTREVISTAS DE ACTUALIDAD
foto1
TODO SOBRE LA LECHERIA EN URUGUAY Y EL MUNDO
foto1
AGRICULTURA

 

 
 
 
 
 
 
 
Noticias de actualidad

Edición N° 42

Deltoid

Fanacom

Interagrovial

Shell

Distribución

Login

todocontenedoresbanner.jpg
Lubricantes Shell: El Futuro de los aceites ya está aquí
Ing. Guillermo Kuster, Lube Engineer – Oil Analysis Technician
 

Lo realmente agradable de la forma de comunicación que hemos establecido a través de este medio, es la libertad con que contamos para ir y venir sobre todos los temas que hacen a los lubricantes sin tener que ajustarnos a un programa irreversible en el orden de los mismos. De esta manera podemos darle prioridad a las inquietudes que ustedes nos hacen llegar, ya que son estas las que nos acercan la más fiel información acerca de la claridad, alcance y apreciación de nuestro trabajo; y por eso es que les manifestamos nuestro más alto agradecimiento desde aquí. Si bien en muchas oportunidades hicimos referencia a los básicos lubricantes producidos y utilizados por Shell a partir del gas natural para la elaboración de sus aceites, por su natural resistencia a la oxidación, su bajísima volatilidad, la distribución de peso molecular más uniforme que es posible  alcanzar, lo que le confiere la mayor distribución de cargas y mejor formación de flujo laminar entre las piezas mecánicas en movimiento, por nombrar solo algunas de sus innumerables ventajas, continuamos recibiendo consul
ahora, porque en los últimos años los avances alcanzados por Shell en el desarrollo de los reactores y catalizadores hizo posible y justificable la mayor inversión de la historia en lo que a hidrocarburos se refiere, construyendo la más grande y avanzada planta con este fin, conocida como “La Perla GTL de Shell en Qatar” a un costo  mayor a los 18000 millones de dólares. Toda la investigación científica al respecto le valió a la compañía Shell el registro de más de 3500 patentes sobre esta técnica, lo que la coloca una vez más y sin duda alguna, en la cima del conocimiento científico en lubricantes. Como alguna vez mencionamos en notas anteriores, todo esto hizo posible que productos como los lubricantes de alto desempeño puedan estar al alcance de todos los usuarios, y no circunscriptos por su valor solamente a las aplicaciones que los justifican, como la aeroespacial, o la fórmula uno, por poner algún ejemplo. Por eso es que hoy solo Shell puede decir con enorme orgullo y satisfacción que: EL FUTURO DE LOS LUBRICANTES YA ESTA AQUÍ. Ing. Guillermo Kuster, Lube Engineer – Oil Analysis Technician tas de parte de ustedes sobre este proceso denominado GTL (gas to liquid) por su sigla en inglés, o en nuestro idioma, gas a líquido. Todo esto comenzó en Alemania hace casi ya 100 años (1920), donde dos geniales científicos de esta nacionalidad llamados Franz Fischer y Hans Tropsch desarrollaron este método para producir combustibles líquidos a partir del carbón (conocido mundialmente como proceso Fischer-Tropsch). También llamado licuefacción indirecta del carbón, ya que para el desarrollo de esta técnica es necesario primero gasificar el carbón mediante reacciones de oxidación controladas. Una vez obtenido el gas de síntesis se procede a polimerizarlo hasta alcanzar el tamaño molecular requerido por el producto final a elaborar, desde gases combustibles, combustibles líquidos livianos y pesados, lubricantes, hasta ceras. Esta tecnología tuvo su auge en Alemania durante el desarrollo de la segunda guerra mundial, ya que a este país se le hacía muy difícil conseguir proveedores de hidrocarburos en ese período, y no contaba con yacimientos de petróleo, pero sí de carbón. Por supuesto que este proceso es posible llevarlo a cabo a partir del gas natural, si se cuenta con este recurso, pero sólo era rentable hasta hace pocos años si el valor del petróleo se encontraba muy elevado, o los yacimientos de gas natural se encontraban en enclaves muy complicados como para comercializarlo como tal. El corazón de esta tecnología radica en los “reactores y catalizadores”, donde, para los primeros, y con los que, para los segundos, se llevan a cabo todas las transformaciones físico-químicas necesarias para completar este complejo proceso, y de la eficiencia de estos elementos depende la rentabilidad de llevarlo adelante. Hasta ahora la baja eficiencia de los mismos era la que condicionaba a situaciones excepcionales, políticas o económicas su ejecución. Y decimos hasta 

Larrique Rulemanes

Arconi

Krpan

Promodulos

Clientes

wolsen.jpg

Unicampo

Banner

farmip-grande.jpg

Fimix

Ing. Guillermo Kuster

Cr. Gusmán Ríos Sallaberry