foto1
Últimas novedades AGROPECUARIAS
foto1
GANADERÍA
foto1
ENTREVISTAS DE ACTUALIDAD
foto1
TODO SOBRE LA LECHERIA EN URUGUAY Y EL MUNDO
foto1
AGRICULTURA

 

 
 
 
 
 
 
 
Noticias de actualidad

Edición N° 42

Deltoid

Fanacom

Interagrovial

Shell

Distribución

Login

shellbanner.jpg

No compre sólo aceite, compre lubricación


Ing. Guillermo Kuster, Lube Engineer – Oil Analysis Technician
 
Hoy vamos a intentar aclarar uno de los temas que genera más debates en el universo de los lubricantes, o mejor dicho, de la lubricación correcta. Y se trata nada más ni nada menos que de la extensión de uso de los lubricantes. En esta oportunidad nos referiremos a los aceites de cárter de los motores a explosión, dejando para la próxima entrega el tratamiento del mismo tema para los aceites industriales.
 
Sería interminable esta nota si intentáramos transcribir en ella la enorme cantidad de consultas o afirmaciones que se hacen al respecto por personas supuestamente entendidas en el tema, que expresan sus experiencias y procedimientos de mantenimiento como verdades indiscutibles y absolutas siendo estas tan variadas como contradictorias. Sólo a modo de ejemplo, citaremos algunas de ellas que tal vez les suenen conocidas: el aceite se cambia cuando queda muy negro, cuando queda muy fino, cuando empieza a gastar, cuando gastó del máximo al mínimo del indicador de la varilla, cuando alcanza tantos kilómetros con consumo o sin él, etc., etc.
 
En realidad, cuando se hacen los ensayos para recomendar el uso de un producto, ya sean estos de campo o laboratorio, los mismos se realizan sobre la base de un funcionamiento correcto de todos los componentes del motor. De esta forma sabremos con certeza que lo que estamos evaluando será la capacidad del producto para cumplir su función correctamente, y por cuánto tiempo. El verdadero problema es saber si el juicio que hacemos sobre el rendimiento del producto es realmente correcto y fundamentado sobre la información y los conocimientos necesarios, o absolutamente subjetivo fundamentado en supuestos que aunque sean muy bien intencionados son completamente falaces.
 
Antes que nada debemos saber si el motor funciona correctamente y no está contaminando al lubricante (por ejemplo con combustible), lo que lo haría ver mucho más delgado por la pérdida de viscosidad provocada por el mismo. Por el contrario, si la combustión defectuosa generara exceso de hollín, se espesaría el aceite. La única manera de tener un conocimiento cabal de lo que sucede es que el estudio lo realice quien tenga los conocimientos y los medios para ello, aún a riesgo de contradecir algunas teorías populares que se afirman con total seguridad.
 
Una vez más repetimos que es absolutamente absurdo pensar que podemos diagnosticar el estado o la calidad de un lubricante por el tacto, olor, color. Como tantas veces mencionamos, la calidad de un lubricante depende de más de un factor, pero sobre todos ellos está el conocimiento científico, la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías y una gran capacidad de inversión en todo esto.
Shell trabaja a nivel global en sociedad con los más importantes fabricantes de equipos de todas las áreas para ajustar el diseño de cada producto para satisfacer todas las exigencias de cada aplicación. Pero para que la eficiencia en los resultados sea la máxima posible de alcanzar no basta con tener los mejores productos que el conocimiento humano ha podido desarrollar, hay que respaldarlos con asesoramiento en sus aplicaciones y capacidad de análisis y diagnóstico de los equipos que los utilizan. No les quepa ninguna duda que el resultado final de toda la ecuación redundará en los mejores resultados económicos para su actividad.
 

Larrique Rulemanes

Arconi

Krpan

Promodulos

Clientes

effa.jpg

Unicampo

Banner

farmip-grande.jpg

Fimix

Ing. Guillermo Kuster

Cr. Gusmán Ríos Sallaberry